,

LA ANTIGUA GUATEMALA UN ESCAPE DE LO HABITUAL

Un escape de lo habitual

Aunque está a menos de una hora de la ciudad de Guatemala, al llegar a La Antigua los visitantes se sienten como si estuvieras a un millón de kilómetros y a unos cuantos siglos de distancia. Un poco de historia: fundada a principios del siglo XVI, La Antigua fue la tercera capital del Reino de Guatemala hasta que una serie de terremotos obligó al gobierno a trasladarse a su ubicación actual en la Ciudad de Guatemala. Hoy en día, esta ciudad que data de hace casi 500 años es la joya de la corona del turismo guatemalteco: un imán que atrae a visitantes de todo el mundo gracias a sus edificios coloniales, historia y vibrante cultura. Este sitio declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO también es el segundo destino más codiciado de Guatemala para reuniones, incentivos, conferencias y exposiciones (MICE, por sus siglas en inglés), principalmente para eventos de incentivos y reuniones VIP, cenas de alto nivel, inauguraciones y ceremonias de clausura en sus muchas plazas, jardines y edificios históricos.

Los organizadores que quieran coordinar reuniones ecológicas estarán felices de saber que La Antigua es un destino con una elevadísima consciencia medioambiental. Por ejemplo, nunca encontrará agua embotellada en ninguna habitación de hotel. En su lugar los huéspedes encontrarán filtros ecológicos de barro hechos a mano que se rellenan diariamente. Este es un invento guatemalteco bastante reciente (1980) que ha revolucionado el agua potable en todo el país y también más allá de sus fronteras. Las viejas calles adoquinadas de La Antigua están llenas de restaurantes donde sirven platillos asombrosos, cafeterías, galerías de arte y bares encantadores, mientras que, para hacer compras, hay boutiques, mercados de artesanías y más. En cuanto a actividades al aire libre, las eco-aventuras para grupos incluyen desde caminar por las laderas del volcán Pacaya hasta explorar aromáticas haciendas cafetaleras, así como oportunidades de voluntariado turístico para contribuir a las comunidades locales.

El tamaño reducido de La Antigua y su gran cantidad de inspirados hoteles boutique han incitado a varias organizaciones a organizar eventos inolvidables que se adueñan de toda la ciudad. A modo de ejemplo de qué tan únicos pueden llegar a ser estos eventos, hablemos del transporte: los asistentes que se hospedan en la ciudad pueden trasladarse de ida y vuelta al hotel y a los diversos eventos a bordo de un “tuk-tuk” (un tipo motora de tres ruedas) identificado con el logotipo de la empresa patrocinadora y tarifas pre-negociadas.

Alojamientos excepcionales

El Hotel Museum Spa Casa Santo Domingo es el principal destino para MICE de La Antigua, y por muy buena razón. Este hotel consta de dos secciones: Casa Santo Domingo, que está a apenas 10 minutos a pie del centro de la ciudad, y Santo Domingo del Cerro, construido en la cima de un empinado cerro justo a las afueras de la ciudad. Casa Santo Domingo es un hotel de cinco estrellas que se construyó entre de las ruinas de un antiguo templo y monasterio que data de mediados del siglo XVI. Aquí los dueños han creado un refugio que es parte hotel, parte sitio histórico y parte spa. El respeto por la historia es evidente; además de arquitectos y diseñadores, el hotel cuenta con arqueólogos, restauradores y curadores de planta que han creado museos para exhibir la gran cantidad de reliquias y tesoros antiguos que han encontrado durante sus excavaciones. También cuenta con un elegante restaurante de alta cocina de fusión, exuberantes jardines y tiendas de fábrica que venden chocolate, velas, cerámica y artesanías finas. Este hotel que acepta mascotas tiene 130 habitaciones, incluido un bloque de 22 habitaciones denominadas “SPA Living” que están directamente conectados con el spa y una alberca (esta área exclusiva para adultos es una excelente opción para altos ejecutivos y sus acompañantes).

Todas las habitaciones cuentan con servicios de lujo y están decorados con obras de artistas locales reconocidos y con textiles tradicionales de Guatemala. No sorprende que haya servido de anfitrión a grandes personalidades, desde billonarios hasta expresidentes y celebridades internacionales. A pocos minutos de ahí, subiendo por la colina (hay autobuses cada 15 minutos que transportan tanto a huéspedes como al público en general), está Santo Domingo del Cerro, la propiedad complementaria de Casa Santo Domingo, con su mezcla de galerías donde se pueden apreciar exhibiciones temporales, un centro de convenciones, museos permanentes, jardines expansivos, una parrilla que sirve carnes, pasta y pizza (El Tenedor del Cerro) e incluso una capilla consagrada. Este espacio, casi completamente al aire libre, aprovecha al máximo la impactante vista de los tres volcanes que rodean a La Antigua: el volcán de Agua, el volcán de Fuego y el volcán Acatenango. También hay exhibiciones de arte, murales, estatuas y otras obras de los mejores artistas guatemaltecos. Santo Domingo del Cerro también cuenta con un parque ecológico y un anfiteatro en la parte trasera de la montaña.

El cielo es el límite para experiencias grupales en Casa Santo Domingo y Santo Domingo del Cerro. En total, las propiedades tienen una superficie combinada de 9,000 m² (96,872 ft²) para reuniones y eventos, incluido un centro de convenciones de dos pisos con capacidad para 1,100 personas en total, Wi-Fi, toda la tecnología audiovisual necesaria y personal profesional en el lugar para ayudar con la organización, el servicio de banquetes, etc. Estos espacios también se prestan para eventos menos tradicionales, como experiencias de 5 sentidos con comida, música tradicional de marimba, incienso y actores disfrazados relatando leyendas del pasado, decoraciones que incluyen la tradicional  alfombra de aserrín o cenas especiales que se sirven bajo las estrellas, ya sea entre las ruinas o en una galería de arte, seguidas de una visita guiada a los museos, por mencionar tan sólo unos cuantos. Nota: Santo Domingo del Cerro también tiene un helipuerto.

El extensamente renovado Porta Hotel es conocido por su calidez, hospitalidad y servicio de alto nivel. De hecho, a finales de 2018, se le escogió para recibir a nada más y nada menos que al Rey de España Felipe VI. A cinco minutos a pie de la plaza principal con su diversa selección de restaurantes y atracciones, el Porta cuenta con fuentes, jardines y patios, techos de vigas de madera, ladrillos expuestos, pisos de piedra y muebles antiguos tan bien pulidos que relucen. Cada una de sus 105 habitaciones y 5 suites (incluidos alojamientos accesibles) tiene una decoración única que incluye una chimenea, cobijas hechas a mano, sábanas de lujo y detalles de alta tecnología. Hay salas de reuniones dentro del hotel, incluido un salón con un amplio patio y vista al antiguo edificio de San José el Viejo. Sin embargo, para mantener los eventos separados de los huéspedes que están ahí para descansar, se construyó un edificio independiente alrededor de un patio privado que sirve perfectamente para coffee breaks o para cocteles corporativos.

El edificio cuenta con ocho salas de reuniones que suman un total de 900 m² (9,688 ft²), con lo último en tecnología ClickShare para conferencias, así como personal profesional. Además, Porta ofrece 210 m² (2,260 ft²) adicionales de espacio al aire libre. No se escatimaron gastos en la renovación y modernización del Pensativo House Hotel, originalmente una mansión del ex presidente de Guatemala. Cada una de sus 9 habitaciones para huéspedes y 17 suites es diferente y todas tienen una mezcla perfecta de amenidades modernas y antigüedades restauradas. Este es, quizás, el espacio más sofisticado de la ciudad, con una decoración exquisita que incluye arte contemporáneo, esculturas y piezas precolombinas que combinan a la perfección. El hotel queda escondido detrás de unos enormes portones de hierro, por lo que es un remanso de paz sumamente privado.

Los organizadores de alto nivel han escogido el Pensativo para eventos VIP como conferencias de ventas, presentaciones de productos, seminarios de capacitación y sesiones para ejecutivos en su espacio para eventos de 516 m² (5,554 ft²), que incluye un comedor presidencial privado para 24 personas, un salón de conferencias de vanguardia, un amplio patio al aire libre y una azotea con una impresionante vista del volcán de Agua y del centro de la ciudad. Este hotel exclusivo para adultos (12 años en adelante) que también acepta a mascotas tiene uno de los únicos estacionamientos de la ciudad y tiene un acuerdo con el Porta Hotel para que sus huéspedes puedan utilizar su gimnasio y alberca. Si bien puede que el Mesón Panza Verde sea pequeño con tan solo 12 habitaciones, tiene sin embargo un encanto enorme y fue el primer hotel boutique y restaurante de lujo con estilo europeo de la ciudad.

Su comedor se considera como uno de los mejores de Guatemala, galardonado con el codiciado premio “Tenedor de Oro” por su cocina internacional “con un giro”, un detalle a considerar para cenas corporativas (los menús incluso se pueden imprimir con logotipos de empresas). Por su tamaño reducido, el Mesón resulta una buena opción para eventos y programas de incentivos para altos directivos en los que se reservan todas las habitaciones exclusivamente para el grupo. El edificio tiene diversas terrazas al aire libre en varios pisos con vistas dramáticas que son ideales para pequeños cocteles. Cabe destacar que el hotel está asociado con ONG locales y ha servido como anfitrión para eventos de beneficencia y de recaudación de fondos, para entidades internacionales como Habitat for Humanity y USAID.

Más pequeño aún, pero no menos encantador, el Mil Flores Luxury Design Hotel es una residencia del siglo XVI exquisitamente restaurada que se encuentra justo en la entrada de la ciudad y a sólo unos pasos del centro histórico. Sus coloridas y opulentas suites cuentan con patios privados y chimeneas (basta una llamada para que alguien venga a colocar la madera y a prender la chimenea), lujosas camas y todas las comodidades que un huésped ejecutivo pudiera querer, incluido WiFi gratis y televisión por cable. El galardonado El Convento Boutique Hotel, miembro de Small Luxury Hotels of the World, es una opción excepcional en el corazón de La Antigua para grupos de incentivos de alto nivel. Las 26 suites distintivas están magníficamente diseñadas y decoradas con un estilo colonial contemporáneo, y pueden incluir un patio colonial privado con fuente, chimenea, sala de estar y comedor, o un jacuzzi, entre otras comodidades. Este es un espacio ideal para reuniones y eventos corporativos íntimos, con servicio de alimentos de su restaurante que se especializa en gastronomía internacional con recetas e ingredientes locales acompañada con una excelente carta de vinos.

Anteriormente una propiedad del Four Seasons, el familiar Hotel Soleil La Antigua Spa, Meeting and Convention Center es, como su nombre lo indica, una excelente opción para organizadores de reuniones. Su airoso diseño colonial es amplio y espacioso; cuenta con 12 salas para reuniones y eventos, dos de las cuales se ampliaron y modernizaron recientemente. Al exterior, sus pérgolas pueden recibir a 200 personas más y en los jardines se pueden montar eventos para hasta 2,000 personas. Su equipo con gran experiencia en reuniones puede ayudar a los planeadores internacionales a organizar todo tipo de banquetes, convenciones, talleres, foros, iniciativas para fomentar el trabajo en equipo, retiros para ejecutivos, juntas de consejos directivos y divertidos incentivos, por ejemplo, tours de los cafetales a bordo de un “chicken bus”. El hotel cuenta con 180 habitaciones y suites (que incluye alojamiento accesible para personas con discapacidades) listas para el trabajo o la recreación, decoradas con muebles antiguos, coloridos textiles tradicionales y chimeneas para escapar del frío nocturno.

El lujoso Hotel Camino Real Antigua Guatemala cuenta con enormes jardines y 100 habitaciones y suites construidas alrededor de una serie de patios independientes con fuentes: los huéspedes nunca están lejos del tranquilizante efecto del sonido del agua. (Los organizadores de eventos VIP querrán echarle un vistazo a una de las dos Suites Reales con sala de estar y recámara en desván). El hotel cuenta con espacios elegantes para reuniones que pueden servir para muchos tipos distintos de eventos, desde íntimas juntas de consejo de directores hasta eventos para 500 asistentes.

Experiencias extraordinarias

La Antigua es, antes que nada, un destino para incentivos. Se pueden organizar cocteles en terrazas con vista de los volcanes al atardecer o ceremonias de inauguración o clausura en antiguos espacios coloniales, por ejemplo, en las ruinas de Santa Clara o La Merced, el Convento de las Capuchinas o la capilla de San José el Viejo, por nombrar algunos. Destacados chefs pueden servir platillos tradicionales guatemaltecos o platillos de cocina internacional gourmet que se describen en menús membretados con el logotipo de la empresa. En cuanto al entretenimiento, las opciones son infinitas y pueden ir desde la tradicional música de marimba guatemalteca hasta cuartetos de música clásica o música alegre para bailar. Con esto damos sólo un vistazo de los eventos; a continuación, ofrecemos un vistazo de las experiencias que se pueden tener dentro y fuera de la ciudad. En pocas palabras, si se trata de viajes de incentivos a La Antigua, hay muy poco que sea común y corriente.

Recorridos a pie

La mejor manera de conocer La Antigua es a pie para ver de cerca los monumentos: el famoso Arco de Santa Catalina (uno de los sitios favoritos de instagrammers de todo el mundo), las ruinas del claustro de la icónica iglesia de La Merced, el Parque Central y los lavaderos del antiguo Tanque de la Unión, la Fuente de las Sirenas, las ruinas con arcos del Convento de las Capuchinas, el Palacio del Ayuntamiento y la Catedral de Santiago, entre tantos otros.

Compras

Los mercados de La Antigua ofrecen una inmensa selección de textiles guatemaltecos, mundialmente conocidos por su alto nivel artesanal. La Casa de Artes tiene piezas de alta calidad y es una muy buena opción para adquirir un poco de contexto acerca de qué es lo que hay para comprar. Nim Po’t es una gran bodega llena de vestimenta maya, textiles para el hogar, cerámica, máscaras, madera tallada, café aromático local, chocolate y más. La Antigua también ofrece boutiques de primera categoría que incorporan desde textiles tradicionales hasta finas bolsas de piel y zapatos, entre otros artículos. El jade guatemalteco es famoso: la Casa del Jade es un buen lugar para encontrar el mejor.

Excursiones de aventura

La aventura en La Antigua incluye la extraordinaria oportunidad de asar malvaviscos sobre piedras que siguen calientes por la actividad volcánica (hay tres volcanes en la zona para escoger). Los caminos y senderos que atraviesan estos montes y volcanes son ideales para paseos en bicicleta, caminatas y paseos a caballo. Se pueden organizar aventuras muy originales con empresas como Out of the Box Tour Company. Su dueño, Manuel Salvador, también puede organizar viajes de pesca en altamar en el Pacífico, que queda a tan sólo una hora de La Antigua: después de todo, Guatemala es reconocida como la capital mundial para la pesca de pez vela. También está Benedicto Grijalva de Martsam Travel, quien puede organizar otras aventuras hechas a la medida, como visitas en bicicleta a poblados cercanos, observación de aves y otros inolvidables tours de inmersión.

Experiencias culinarias

Dos imperdibles en La Antigua son tomar una clase para aprender a elaborar chocolate en el ChocoMuseo y disfrutar de un helado de Doña Gavi. Otra actividad obligada es un tour por las haciendas cafetaleras: hay desde pequeños ranchos privados hasta grandes fincas, como la Finca Filadelfia, que pueden ofrecer a sus visitantes una aromática experiencia que abarca desde el grano hasta la taza. El Valhalla Experimental Station es otro tour ecológico interesante: ahí cultivan nueces de macadamia y hacen unos panqueques de harina de macadamia que son una absoluta delicia. La Antigua también cuenta con una cantidad increíble de restaurantes encantadores que sirven platillos de la tradicional cocina maya de Guatemala.

Después del atardecer

Puede que La Antigua sea un lugar histórico, pero su vida nocturna es de lo más prendida. Por mencionar sólo algunas opciones: Tabacos y Vinos, que está justo debajo del Arco de Santa Catalina, es uno de los favoritos para los amantes del vino fino; en el restaurante Las Palmas, además de su menú de platillos y bebidas, se ofrecen clases gratis para aprender a bailar salsa y música en vivo; y la cervecería La Antigua Brewing Company, una visita obligada para los amantes de la cerveza artesanal (tiene un bar escondido llamado Ulew donde se sirven cocteles artesanales; no se olvide de preguntar por él), pero hay tantas buenas opciones, que sería imposible incluirlas todas aquí.


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of

SUSCRIBE TO OUR NEWSLETTER