Focus On: Chocolate Gironés

Chocolate Gironés es una empresa líder de Colombia con más de 60 años de existencia, tiempo en el que se ha convertido en una compañía de productos tradicionales para la industria y el mercado nacional: su chocolate de taza está las mesas de los colombianos y sus productos en tiendas de todo el país.

Actualmente es uno de los pilares del proyecto cacaotero colombiano denominado “Mountain Chocolat”, participando como parte de la iniciativa privada en su rol de procesadora y comercializadora del producto principalmente.

Diana Ballestero, CEO de Chocolate Gironés, tiene 11 años en la empresa y en esta entrevista es la portavoz de la compañía.

“Buscamos generar una identidad nacional e internacional con un modelo comunitario. La empresa se fortalece con el trabajo colaborativo, en todos los eslabones encontramos muchos ejercicios de responsabilidad social que trabajamos para ofrecer esta oferta de cacao al mundo”, declaró.

El chocolate colombiano está para competir en el mercado internacional

Primero hay que reconocer el potencial y el material genético del cacao colombiano, así como identificar, para transformar, algunos procesos de producción hacia nuevos modelos más sustentables.

“Hemos tenido muy buenos vecinos como Ecuador y Perú, que tienen un reconocimiento internacional por su tipo de cacao, y Colombia también lo tiene”, declaró Ballesteros.

Gironés tiene una capacidad de exportación de 400 a 600 toneladas de cacao, ya sea materia prima (grano de cacao) o productos transformados como masa y licor de cacao, e incluso producto final para retail.

“En Colombia no sólo hay cacao en grano, también hay productos semielaborados que son una alternativa para la industria”, dijo la CEO de Gironés, cuya marca Premium de chocolates es Davida.

¿Cuál es el perfil idóneo del inversionista que busca Colombia?

“Somos una alternativa para quien busca un nuevo país de origen de sabores de chocolate, alguien que esté dispuesto a venir a hacer un viaje sensorial y explorar experiencias diferentes. En USA están muy acostumbrados al sabor de Ghana y Costa de Marfil”, explicó Diana Ballesteros.

El comprador puede encontrar variedad de mezclas de cacaos trinitarios y algunos cacaos criollos en Colombia, pero también encontrará hechos importantes en la trascendencia de América Latina.

“Tiene que ser alguien que se identifique con la historia social que hay en este cacao, como la sustitución de cultivos ilícitos por siembras de cacao, que tienen en nuestra región sinónimo de paz y nuevas oportunidades en el ejercicio de tener otra vida”, añadió la Gerente de Gironés.

La posibilidad de hacer un evento Market Business Experience en Colombia y acercar a los inversionistas potenciales a conocer el origen, los procesos e interactuar con los productores más allá de lo económico, daría una sensibilidad más humana sobre la vida del mundo cacaotero.

Lee también, Katherine Alfaro busca posicionar internacionalmente al cacao de su país, Colombia.

Los cambios sociales y culturales detonarán la industria cacaotera de Colombia

El proyecto contempla muchos objetivos y mejorar la relación proveedor-finca-empresa desde el acompañamiento del desarrollo de producto para crear un acercamiento de las relaciones comerciales, es de los que más atañe a Gironés.

“Queremos unir las puntas para generar un conocimiento del valor del cacao, entender qué pasa más allá del grano, cómo se hace el chocolate, para entender, valorar y tener precios justos. A nivel empresarial tenemos mucha responsabilidad social”, destacó Diana.

Para concluir, habló sobre educar también al consumidor final, puesto que en el mercado se demanda mucha golosina, pero el colombiano general no conoce de características organolépticas (sabor y olor) del cacao, para poder apreciar el amargor o la astringencia de un chocolate fino, o distinguir un chocolate oscuro, etcétera.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Shopping Cart